Flor de Jericó

La Aeonium tabuliforme, conocida en algunos lugares como “pastel de risco” o “flor de jerico”, es una suculenta que ofrece un gran atractivo ornamental gracias al particular aspecto de su roseta de tallos muy cortos y hojas apretadas, que permite utilizarla como punto focal en un jardín, en una pared de roca, o para embellecer un espacio interior.

CUIDADOS


Su ubicación, en el exterior, en semisombra (con mucha luz) o a pleno sol.
Acerca del riego, es una vez por semana en verano, y cada diez días el resto del año.
Respecto al abonado, desde primavera hasta comienzos de otoño con abonos líquidos para cactus y otras suculentas, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
Su trasplante: en primavera, cada dos años.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Flor de Jericó”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.